viernes, 11 de marzo de 2011

SAN JUAN DE LOS CABALLEROS, PELIGRO DE LADRILLAZO


Una vez más volvemos al lateral exterior de la Epístola del maltrecho San Juan de los Caballeros ¿O era "de los Basureros"?

Vemos en la segunda fotografía su estado en la década de los 90: no mucho mejor que ahora, que es la tercera imagen que ofrecemos. Los arcos que aparecen en ella son arcos de descarga de un edificio cuyo otro lateral fue, en tiempos pretéritos, el muro de la propia iglesia, en los cuales se aprecian los restos del tejado que lo cubrió. Que nadie se rompa las vestiduras: era algo por completo normal, dado que, en la arquitectura española tradicional del Antiguo Régimen, no existía, en absoluto, la idea de que a un edifico había que darle perspectivas para ser admirado desde todos sus lados. Esa idea era propia del Renacimiento italiano y aquí no calaron nunca hasta el siglo XX, que tanto ha destruido en aras de esa idea.

En esa década, se compró el enorme solar que llega desde la calle Canto y que fue destinado a bar la aire libre, llamado "Alsolá", que es el que aparece en la primera foto. Era un enorme solar de unos mil metros cuadrados, de ahí su nombre, con escasos restos de lo que fue bodega, pero que solamente conservaba algunos pilares de piedra y restos de viguerías que fueron vendidos a una bodega, pues amenazaban ruina. Los propietarios abrieron una puerta en la parte de atrás del solar para hacer la obra y esa es la puerta de chapa que vemos en la foto actual de los arcos.

El bar funcionó durante algún tiempo hasta que, tras su cierre, fué cedido a la Gerencia de Urbanismo que, naturalmente, lo destinó a LADRILLAZO. El que no se haya realizado el proyecto no quiere decir que no exista ni que se haya enterrado: es casualidad, es que se fue Pacheco, su ideologo, y es que se acabaron la vacas gordas, pero EXISTE.

El solar al que nos referimos empieza en la calle Canto, como dijimos, y está detrás del paredón irregular que conforma las Siete Revueltas, llegando hasta el mismo San Juan. Desde su interior, vemos una preciosa vista de la iglesia.

No queremos pensar en el horror de una colmena en semejante sitio... En cambio, este espacio debe consolidarse con carácter cultural y regenerarse el entorno del templo: los restos de la casa de la Fundadora de las Monjas de Gracia y las Siete Revueltas, así como del propio solar que tan magníficas vistas ofrece a jerezanos y turistas, un espacio tan inculta y salvajemente degradado en estos momentos, como vemos.

No podemos consentir que el Ayunta-miento jerezano se siga aprovechando para sus intereses económicos particulares del deterioro de nuestro Patrimonio, mientras nuestras iglesias, calles, edificios históricos y monumentos se caen a pedazos.




"NO" AL ABUSO DEL PODER, "NO" AL ABUSO DE LOS AYUNTAMIENTOS, "NO" AL LADRILLAZO Y "NO" A SUS RESPONSABLES POLÍTICOS Y FACTUALES.

Jerezanos!!!!



Esperanza de los Ríos