miércoles, 22 de septiembre de 2010

FLORA Y FAUNA EN LA PLAZA DE SAN LUCAS

San Lucas. Parroquia de las llamadas "de la Reconquista", aunque su construcción sea algo posterior y se extendiese a lo largo de varios siglos; su fábrica y entorno, según la ley de Patrimonio vigente, deberían estar cuidados con mimo exquisito. Pero si eso ocurriese, es que no estábamos en España, queridos míos, sino en Finlandia o en Suecia.











A la izquierda, el correspondiente ladrillazo, una manzana entera de casas, no una casa ni dos, sino toda una manzana, que seguramente "se cayeron", una edificación horrenda, sin sentido de las proporciones (puestos a hacer un pastiche, hay que hacerlo bien). Y, como en todo el casco histórico, los cables de la electricidad sujetos precariamente por palos, que le da ese típico aspecto de aldea de Afganistan (para lo que le falta...).

Y que no falte la vegetación en tan idílico entorno: una casa derribada (¿Pero en Jerez se tiran las casas?) y en la cual el suelo jerezano, generosamente regado por las lluvias nos ha obsequidado con tan exhuberante y frondosa arboleda.

¿Será esto a lo que se refieren cuando hablan de turismo sostenible en la ciudad?