miércoles, 23 de noviembre de 2011

CINE RIBAS: UN CINE DESAPARECIDO, UNA FORMA DE VIDA QUE TAMBIÉN SE EXTINGUIÓ


Foto: José Luis Jiménez García






"Aquí estuvo el Cine Ribas (Fernando de la Cuadra, 1960). Como dicen los políticos, era "equipamiento de ocio para nuestros ciudadanos". Loes más talluditos vimos muchas películas en él, yo, en concreto, "Ben-Hur". Hoy, tenemos esto".

Esta fue una de mis primeras entradas en el blog, aún muy rudimentaria en su concepción. Sin embargo, era y es, una protesta por la desaparición de un espacio donde no solo se proyectaron películas, sino que, posteriormente, fue la discoteca "Only Nigth" donde, incluso, se eligieron a las representantes del concurso "Miss Jerez".


De haber sido esta ciudad un lugar más animado y con unos ciudadanos que en lugar de irse de fiesta al Puerto, se quedaran a divertirse en Jerez, pudo haber seguido existiendo como sala de fiestas, discoteca o teatro, como ocurre en las ciudades españolas y europeas donde la gente, además de las botellonas o las tapas, tiene este tipo de opciones culturales y lúdicas para sus ratos de ocio.

Ahora, los jerezanos no sólo tenemos cerrado el principal Museo de la ciudad y caídos o cerrados algunos templos y palacios que nos alegrarían la vista, sino que las posibilidades de dar una vuelta por el casco historico, cerrado por derribo, ni se barajan, pues nadie quiere morir de una depresión.

Resulta, además, que no tenemos desde hace mucho, ni un solo cine en el centro de la ciudad en el cual pasar una tarde de domingo, porque los jerezanos no sólo tienen veinte años y coche, moto o buenas piernas para pasar sus días festivos de un lado para otro con los amigos, sino que también los hay mayores y ancianos que no tienen más opción que la tele, la misa o tomar café en algún bar del desierto centro.


Muchos mayores (y a ellos les dedico esta entrada) se acuerdan de haber pasado los domingos de paseo por la calle Larga, después de ver alguna película (cuando había dinero para ir, claro, igual que ahora) pero las calles estaban animadas, hasta cuando llovía, porque ahora, en fin, todo Jerez se queda en casa o se refugia en Areasur, gran templo del Dios Mercurio.


Esos grandes cines dejaron de ser rentables. La gente dejó de ir a ver películas porque la tele las da gratis. Así que, sus edificios cayeron bajo la implacable piqueta y las calles tuvieron una causa más por las cual quedarse vacías.


Una forma más de vida que desapareció en nuestra ciudad. Otro Patrimonio inmaterial que no quisimos ni pudimos conservar, así Jerez devino en "Pueblo Fantasma", como se le conoce en los alrededores. Crisis tras crisis, nos transformamos en una ciudad que, a veces, da miedo, de tan desiertas como están sus calles.


Pero además, éste fue un importante edificio del siglo XX, obra de Fernando de la Cuadra. Era un experimento de arquitectura racionalista en nuestra ciudad y que se derribó sin haber sido protegido cuando, supuestamente, hay una mayor cultura patrimonial entre los ciudadanos, y por parte de la Administración, una mayor protección para los edificios del siglo XX y para la arquitectura de tipo industrial.

Tal vez el PGOU de entonces no era el mismo que hoy "reina" en Jerez. Quién sabe lo que ocurrió ese día en que algún Faraón contemporáneo lo condenó a muerte. O en que sus propietarios se cansaron de echarle dinero encima para mantenerlo y de que sólo les diese disgustos, goteras en el techo y ratas en el sótano.

Ya da igual, sólo ha repercutido en que el Patrimonio jerezano se vió perjudicado, el número de edificios contemporáneos disminuyó desapareciendo esta obra y se eliminó un espacio de uso recreativo para la ciudad, algo impensable en cualquier población europea de tamaño y número de habitantes similares a los de Jerez.

Pero nosotros lo hemos consentido, y la sangría suma y sigue..... Ocurrirá que algún dia, todo Jerez será como este edificio, hormigón y ladrillazo. Ya no habrá nada mas que ver, ni que admirar ni que nos dé dolores de cabeza. Nuestro Patrimonio habrá pasado al mundo de los muertos. Amén.

Esperanza de los Ríos