miércoles, 26 de octubre de 2011

LA ITV DE NUESTRO CENTRO HISTÓRICO

Según la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), uno de los mayores retos del Urbanismo del siglo XXI es atender a la mejora de la Ciudad existente mediante su conservación y rehabilitación. Sin embargo, esta declaración de la LOUA puede quedar en una simple "declaración de buenas intenciones" si no se arbitran los efectivos mecanismos legales que obliguen a los propietarios de cualquier inmueble a ejercen su DEBER constitucional de mantenerlos en condiciones óptimas.
Estos son los fundamentos legales por los que nuestro ayuntamiento establecía en 20 de noviembre de 2008 la ORDENANZA DE INSPECCIÓN TÉCNICA DE EDIFICACIONES DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE JEREZ DE LA FRONTERA.

Esta ordenanza viene a regular mediante el instrumento de las Inspecciones Técnicas “el deber de los propietarios de los terrenos, construcciones y edificios de mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad y ornato público, deber al que se le va a dar cumplimiento eficaz con la revisión periódica de los inmuebles, alcanzándose de este modo algunos de los objetivos previstos en esta Ordenanza, como son los de evitar riesgos, alargar la vida de los edificios y construcciones, incrementar su valor y ahorrar gastos de reparación, culminando con los dos pilares fundamentales de la Inspección Técnica, esto es, por un lado, la prevención de la seguridad de las edificaciones y por ende de las personas, tanto propietarios, como inquilinos, como cualquier viandante, y por otro, el mantenimiento y conservación del patrimonio edificatorio de nuestra Ciudad

Así se consideran entre las Edificaciones y Construcciones sujetas a Inspección Técnica todas las edificaciones y construcciones, dejando al margen su uso o destino, que reúnan cualquiera de los siguientes requisitos: a) Todas las que tengan una antigüedad superior a 20 años. b) Las que se encuentren catalogadas o protegidas por el Plan General de Ordenación Urbana, Catálogos o demás figuras de Planeamiento.

La ITE se deberá renovar periódicamente dentro del año siguiente a aquel en que hayan transcurrido 15 años, para los edificios con menos de 50 años de antigüedad, y 10 años para los de 50 ó más años de antigüedad contados desde el vencimiento del plazo en que debió presentarse el anterior.

Los plazos máximos para presentar el primer Informe de Inspección Técnica por los propietarios de las edificaciones y construcciones que existan en la actualidad, comenzarían a contar desde la fecha de entrada en vigor de la Ordenanza, quedando establecidos de la siguiente manera:

a) Edificios incluidos en los Sectores de Rehabilitación Integral: Sector 1 “Rendona” y Sector 2 “Entorno Santiago”: 1 año.
b) Edificios incluidos en el Sector 3 de Rehabilitación Integral “San Pedro”: 2 años.
c) Edificios incluidos en el Sector 4 de Rehabilitación Integral “San Miguel”: 3 años.
d) Edificios protegidos por el Planeamiento o que tengan más de 100 años de antigüedad: 4 años. 
e) Edificios que tengan entre 100 y más de 75 años de antigüedad: 7 años.
f) Edificios que tengan entre 75 y más de 50 años de antigüedad: 8 años.


Cuando el incumplimiento por parte de los propietarios de la obligación de efectuar el Informe de Inspección Técnica se refiera a edificaciones y construcciones catalogadas, la infracción se considerará muy grave y será sancionada con multa mínima de 6.000 euros.

Estas ITV para edificios inciden de manera directa en uno de los mayores males que afectan al casco antiguo de nuestra ciudad: la falta de mantenimiento de muchos inmuebles históricos de su caserío. Pero, ¿hasta qué punto la puesta en práctica de estas inspecciones pueden solucionar este problema? ¿Hasta qué punto es desidía o falta de medios? ¿Hasta qué punto el estado de abandono de estos inmuebles históricos, sobre cuyos solares se levantarán esas casas racionalistas de la “Nueva Arquitectura Jerezana” o esos pastiches que afean unas y acatetan las otras las calles de nuestro Jerez centenario, son fruto del interés especulativos de sus propietarios? Y si todas estas preguntas no dejan de vislumbrar respuestas desconsoladoras hemos de saber que estamos en 2011, cuarto año triunfal de la Crisis, y en estas circunstancias el asunto toma carices aún mucho más dramáticos. 

En esta situación no debe de ser fácil desprenderse ni especular con un edificio que no se puede ni se quiere mantener. Ni tampoco debe de ser fácil adquirir un inmueble histórico cuando su rehabilitación requiere grandes sumas de dinero y cuando las ayudas para la rehabilitación de la Junta de Andalucía no llegan. Salvo si eres un jubilado inglés o alemán, ¿quién es el valiente que se va a meter en la odisea de rehabilitar un inmueble ruinoso? Y las constructoras lo que les interesan son los solares para edificar ladrillazos, que es lo más rentable. El destino de nuestro Patrimonio arquitectónico es poco halagüeño.

En nuestro Manifiesto por el Patrimonio de Jerez, instamos a nuestros munícipes a que se debe incentivar la Cultura de la Rehabilitación, cultura en la que España y en especial Andalucía lleva décadas de retraso con respecto a Europa (¿os suena esto de algo?). No sólo como medio para preservar la riqueza cultural de nuestra ciudad histórica sino como un emergente yacimiento de empleo para todos los profesionales de la construcción que ahora están sufriendo la "crisis del ladrillo”.

     Por ahora no podemos responder a todas esas preguntas que nos hemos hecho ni sabemos qué efectividad pueden tener estas ITEs, pues hasta el momento no se han puesto -al parecer- en ejecución (esto, si nos seguís, seguro que os suena ¿verdad?). 


Así nos lo hace saber Daniel González, que ha contactado con nosotros para llamarnos la atención sobre este incumplimiento y para que diésemos nuestra valoración al respecto, nos comenta: 


Debido a mi profesión, soy Arquitecto Técnico, he efectuado diferentes consultas tanto en el Ayuntamiento como en mi Colegio Profesional y nadie me sabe aclarar en que situación se encuentra este tema. A pesar de la aprobación en Ordenanza, no se ha puesto en marcha”. 


En efecto, en marzo la prensa recogió la preocupación el Colegio de Administradores de Fincas por el incumplimiento de estas inspecciones lamentando también que las subvenciones de la Junta para rehabilitación de viviendas estuvieran paralizadas. Para ello se estaba reuniendo con los distintos candidatos a la Alcaldía. Pese a todo, y después de dos años desde la publicación de la ordenanza, todo sigue igual, como nos informa nuestro seguidor que añade: la Administración y a los propietarios de los inmuebles y debido a la situación de crisis económica que vive especialmente esta ciudad, no les interesa ponerlo en marcha. Deberíamos hacer un esfuerzo entre todos los agentes que formamos este entramado; (Administración, Profesionales, Entidades Financieras y Propietarios) en, a la vez que empezamos a conservar y REHABILITAR nuestro patrimonio, potenciemos la actividad y el buen hacer de los verdaderos profesionales del sector”.

Y nosotros nos sumamos a ello.