miércoles, 21 de septiembre de 2011

¿ES ESTE EL NUEVO MODELO DE CENTRO QUE QUEREMOS PARA JEREZ?






He puesto estas fotos como podría haberlas puesto del Barrio de San Mateo, o de los de San Lucas y San Juan. Igualmente, podría haber elegido una imagen del templo cerrado y abandonado de sus cofrades, Santiago. Pero una caminata por las proximidades de San Miguel me ha refrescado la memoria de esta zona que amenaza con convertirse en otro "ladrillo-barrio" como los antes citados.




La zona elegida conforma un "triangulo del mal" donde cada uno de los pasados gobiernos municipales, Pacheco, Sánchez y, por último, García Pelayo, han hecho mangas de capirote.


El ejemplo más antiguo, el de la arrasada y enladrillada calle Pedro Alonso, pone mi corta cabellera de punta, pues, como ya escribí en varias ocasiones, mi primer centro de enseñanza fueron las Salesianas, colegio convertido en esa especie de buque de ladrillo que propició el susodicho Pacheco, así como los derribos y ladrillazos del resto de la calle, formando ese peregrino contraste con la acera contaria, que, de momento, permanece intacta.


De tiempos de Sánchez y rematada la faena con García Pelayo, tenemos el envilecimiento y casi destrucción de la "Casa del Cristo" en la calle del Pollo, que yo conocí intacta, incluso hablé una vez con el constructor, en compañía del arqueólogo Diego Bejarano, intentando convencerle de que no la maltratase demasiado. Todo inútil, el dinero y los profesionales ineficaces que se encargan de ciertos trabajos dan lugar a estos resultados terribles.


Por último, con nuestro actual gobierno municipal, tenemos el "Ático del Sagrario", rematado por airosas chimeneas por las cuales espero que entre y salga a placer el "Diablo Cojuelo", tan olvidado pero tan vivo y vigente como en el siglo XVII. Esta obra se denunció y ahí está, tan lozana y fresca como un repollo.





Y no puedo por menos que interrogaros a todos: ¿queremos esto? Porque con nuestro pasotismo y nuestro miedo a señalarnos y a que alguien tome represalias por nuestras protestas, tenemos esto. Y también porque somos unos ignorantes que no hemos hecho valer nuestros derechos a tener una ciudad digna.





La pregunta no es ociosa: viene a cuento de lo mucho que se leen en los periodicos esas frases políticas de que "hay que reavivar el centro y atraer a la gente a vivir en él." Todo tiene un precio, un centro vivo también.


¿Pero hasta el punto de incumplir con ese descaro las leyes de Parimonio de Andalucía y los mandatos de una mínima ética profesional por parte de todas las partes implicadas, incluidos los propietarios?


¿Dónde estaba el PGOU que no protegió nada de lo que enseñamos a pesar de existir en forma material y tangible? ¿Cuántas multas por incumplimiento de tantas leyes y normativas se han impuesto en Jerez desde que existe la democracia? ¿Cuántas obras se han parado ? ¿y cuantos derribos por incumplimiento de las normativas ha habido en Jerez después del del chalet de Bertín Osborne?


Se va a reabrir el Museo Arqueologico a primeros de año (jejejejeje) Y los turistas van a pulular por esas calles dejadas de la mano de Dios y de los jerezanos. Podremos hacer para ellos la "Ruta del Ladrillazo", que será lo único que habrá que enseñar enonces, visto el estado de nuestras calles históricas y el interés en que la gente viva en el centro. Con el peligro de hacer el centro de nuevo, así no habrá ya nada que respetar, que eso es un c.....zo.



Post-Data: nuestro amigo Eduardo Velo nos ha enviado esta fotografía de una de las magníficas casas derribadas en la calle Pedro Alonso. No sé precisar quienes fueron los autores de la masacre, pero cuando yo iba al Colegio, creo que ya no existía y me parece que es la actual con los toldos amarillos que aparece en la vista de conjunto de las dos aceras. Juzguen ustedes mismos la burrada que se hizo antaño y las que se han seguido haciendo mas recientemente con quienes ya hemos citado.



Esperanza de los Ríos

























5 comentarios:

Anton Ozomek, Geógrafo Outsider dijo...

Enhorabuena por el post pues toca tal vez el punto clave de todo este asunto... y es que ni PGOUs ni PEPRIs suelen contemplar un auténtico modelo, un plan director, o como quiera llamarse, que sea resultado del consenso entre ciudadanos, contando con los profesionales y expertos en las diversas materias que lo "tocan"... todo lo más, podemos decir que hay un conjunto disperso de normas y ordenanzas referidas a aspectos puntuales, inconexos... así que tal vez la prioridad sea precisamente esta: definir un MODELO CONSENSUADO para nuestros cascos históricos.

Mario Jiménez dijo...

Pues algunos de los edificios que reseñáis en las primeras fotos son de antes de Pacheco, con lo cual no entiendo el post del todo. Estupendo que sigáis dando la vara, pero recordad también que el PGOU en varios momentos ha estado expuesto para hacer alegaciones. Más vale una alegación en mano que cien quejas volando.

Cartujón Verbenero dijo...

Para Anton:
Tienes más razón que un santo. Se nota que sabes de lo que hablas.
Para Mario:
Efectivamente esos edificios se hicieron antes del reinado de Pacheco por lo que, en consecuencia, habrá que agradecerle que durante su gobierno se haya respetado la acera de enfrente.
Para el blog:
Parece que todo fue un espejismo. Adios.

José Manuel Moreno Arana dijo...

Si Pacheco está detrás o no de esas construcciones de la calle Pedro Alonso no deja de ser una anécdota más o menos correcta. Lo que es verdaderamente evidente es quiénes han estado detrás de las actuaciones en calle Pollo y San Miguel, que es lo que hoy nos tiene que importar, porque son obras que están vigentes. De lo pasado, sólo podemos lamentarnos. Cartujón, supongo que sabrás que "Los áticos de San Miguel" están aprobados desde 2006. Esa es la acertada política sobre patrimonio que han ejercido los ayuntamientos de las últimas décadas. ¿Primo de Rivera, Pacheco, Sánchez, Pelayo? Qué más da, en la destrucción del patrimonio los colores políticos poco tienen que ver. Es Don Dinero el que manda.

Saludos.

Cartujón Verbenero dijo...

José Manuel:
Naturalmente que todos los políticos son prácticamente iguales. Respecto a nuestro patrimonio no tienen ni idea ni les interesa tenerla. Lo que sí puedo decirte es que pecan más por omisión que por acción. Las cosas son mucho más complejas de como las soléis plantear en términos de ladrillazo y triunfo del capital. En realidad es mucho más triste. Lo que me resulta descorazonador es comprobar lo poco que conocéis la realidad sobre la dinámica del patrimonio en nuestra ciudad. Eso no lo dan los doctorados ni las licenciaturas ni la erudición. Y eso trae como consecuencia que disparéis continuamente y falléis el tiro (en algunos casos dándole al que estaba al lado). De esta forma lo único que conseguís es cabrear a la gente (eso no está mal) pero dejando fuera las cosas por las que realmente debían cabrearse. Ya he comentado en varias ocasiones lo importante que podría ser este foro que habéis creado (ahí vuestro mérito es indiscutible) pero al final no es más que un lamento tras otro en lugar de indagar sobre qué barbaridad nos puede venir en el futuro para intentar ponerle freno. Yo creo que hay que analizar las cosas con la cabeza y con el corazón, pero no con el hígado, por ahí no se va a ninguna parte. Cuando quieras estoy a tu disposición para tener una charla y “abrirte los ojos”. A partir de ahí sigue criticando a quien quieras y como quieras que es tu derecho, como el mío es ser crítico con vuestras críticas.
Un saludo