miércoles, 4 de agosto de 2010

Denuncias de un lector



Uno de nuestros lectores nos envía dos fotografías. Se trata de José Luis Jiménez García.

De la primera nos comenta:


"Así aparecen muchas de las plazas y calles del centro histórico, considerado Conjunto Histórico Monumental.

En este caso, el de la Plaza Carrizosa, había dos. El otro se perdió al caerse la casa que lindaba con la plaza y la calle Salas, rótulo de la calle Salas que también se perdió como consecuencia de caerse la casa mencionada.

Muy cerca de alli el rótulo de la calle Juana de Dios Lacoste, fijado en la esquina de la bodega de la calle Vid, ha seguido el mismo camino. Igualmente el de la calle Justicia que da a la plaza del Mercado.

En fin, una a una se van perdiendo las indicaciones clásicas de las calles, que además estaban pintadas de blanco el fondo y las letras y el reborde en negro. Pero si se observa, muchas están pintadas de diferentes colores".



Desde
"Jerez, Patrimonio Destruido" queremos incidir en el valor histórico de estos rótulos y en la necesidad de su protección. Hace unos días el Ayuntamiento ha informado de la realización de nuevos rótulos para el Casco Histórico, con un nuevo diseño, que tienen toda la pinta además de que serán de dudoso gusto (http://www.diariodejerez.es/jerez/detail.php?id=760826). Habrá que estar atentos...



La segunda foto que nos aporta nuestro amable lector, muestra la situación de olvido del monumento conmemorativo del fundador de las bodegas Sandeman, ubicado en los jardines de la plaza Sandeman.

Desde este blog pensamos que, aunque se trata de una pieza de limitado valor patrimonial y se sitúa fuera de la ciudad histórica, es un reflejo del escaso valor que los jerezanos muestran hacia su historia, además de mostrar la lamentable falta de civismo de algunos de nuestros paisanos. Pintadas como éstas podemos "gozarlas" en edificios de la categoría del Palacio de Villapanés, por ejemplo. Y lo peor es que desde el Ayuntamiento no existe tampoco ninguna inquietud por eliminarlas. Sobre el abandono de este palacio y sobre la incidencia en nuestro patrimonio de toda la larga y lamentable serie de monumentos conmemorativos recientes ya hablaremos otro día.

Muchas gracias a José Luis Jiménez por su colaboración. Tiene las puertas abiertas para más aportaciones, al igual que el resto de nuestros lectores.