lunes, 9 de agosto de 2010

2 CUESTA DEL ESPÍRITU SANTO.


Este sería el poco cuidado aspecto que, en nuestro paseo "tipical jerezano", podíamos observar como turistas: un desgarbado taller, coches aparcados y una casa restaurada, cuya fachada se ve cruzada por todo tipo de cableado. Los contenedores de basura ponen la bonita y alegre nota de color en la soleada mañana veraniega.