domingo, 21 de abril de 2013

"IN ICTU OCULI", O DE CÓMO SE HACE "TABULA RASA" CON EL PASADO DE LA NOCHE A LA MAÑANA

Foto: Plataforma Defensa del Patrimonio de Jerez

Un soleado domingo de abril como el de hoy invita a pasear por la playa; a recorrer las carreteras serranas y dar gusto al estomago en alguna venta del camino; o, también, a pasar la tarde tomando un cafelito con un pastelito en una terraza sanluqueña o, simplemente, quedarse frito viendo el telefilm de sobremesa repondiéndonos de la mataroniana jornada cofrade de ayer, pero sin embargo aquí estamos: tecleando por el Patrimonio. ¡Ay Dios!, ¿tendremos algún día descanso?

Como ya hemos escrito en otras ocasiones el color inundaba el Jerez Barroco. Las arquitecturas fingidas o el uso del trampantojo -ese engañar al ojo- enraizó fuertemente en una sociedad que vivía de las rentas de un añorado, más que buscado, pasado de esplendor. Por eso, cuando la serena blancura de la cal se alió con los cambios de mentalidad y de gustos estéticos haciendo borrón y cuenta nueva para enterrar definitivamente este colorido mundo de lo irreal, quedaron vedadas a los ojos unas páginas que permitían leer e interpretar este periodo barroco de la Historia y del Arte  

Como testigos de ese color ilusorio del Barroco, algunos de estos renglones de nuestra historia del Arte  esperan ver la luz del Sol ocultos bajo gruesas capas de cal y pintura en muchos edificios de nuestra ciudad. Mientras, otros desaparecen ante nuestros ojos, cansados ya de ver tanta ignominia por todos lados, cayéndose a pedazos tras cada periodo de lluvia, como los estucos con motivos geométricos de la fachada de la casa de la Plaza Mirabal. Y otros, no menos desafortunados, los encontramos perdiendo la partida contra el Tiempo, la humedad y el olvido en algunos de nuestros templos, como las pinturas que recubren las yeserías de la cabecera de la iglesia de San Lucas o las muy destacadas pinturas murales del convento San María de Gracia.

Todos dichos ejemplos se merecen un monográfico y una decidida y valiente denuncia, pero hoy, porque así lo demanda la actualidad, nos vamos a centrar únicamente en las que están o, mejor, estaban ocultas bajo aquella casa de progenie barroca de la plaza de la Puerta de Sevilla (hoy plaza Rivero) en la que a mediados del siglo XVIII habitara el que fuera arquitecto municipal Pedro de Cos y que hoy albergan un establecimiento de hosteleria. 

La voz de alarma al respecto no la ha hecho llegar hoy mismo la "Plataforma para la Defensa del Patrimonio" de Jerez. Nos pone sobre aviso de que se está despojando del enlucido de ésta interesante casa de los siglos XVII-XVIII, que figura en el PGOU. Este descarnado está sacando a la luz sus distintas fases constructivas así como otros elementos no menos interesantes que corren el riesgo de desaparecer. Así, la "Plataforma" se pregunta  "si se han realizado catas para averiguar si en sus paredes, tras las capas de cal de siglos, se conservaban pinturas"  


Fotos: Plataforma Defensa del Patrimonio de Jerez


Y en efecto, la observación detenida así lo indica:  "en sus laterales se adivina cierta tintura que no se corresponde con encalados blancos o de otro color.  En la misma piedra, sin más capas, un fino revestimiento de un color ocre característico de pinturas de fachadas barrocas". Adivinándose que "la casa estaba estucada y pintada imitando la cantería.  Se nota claramente el color ocre de la reproducción a la piedra y el trazo en negro y pintado de blanco en su interior, formando así las llagas entre las hiladas de piedra".


Ignoramos si la actuación se está llevando a cabo con las necesarias medidas de control arqueológico, aunque, como bien apuntan nuestros amigos de la "Plataforma", la desaparición de la Unidad de Arqueología del Ayuntamiento no hace presagiar nada bueno para la conservación y documentación de este revelador registro arqueológico que nos ofrecen los paramentos de nuestros edificios históricos. 


Por otro lado, también es de temer, recordando muchos casos que ya hemos comentados en este blog -véase el Puente de Cartuja-  qué tipo de revestimiento se le dará a golpe de palaustre y brochazo en los próximos días. Temblemos.



Juan A. Moreno.