lunes, 17 de enero de 2011


No os diré, amigos lectores, a qué lugar de nuestra maltrecha ciudad pertenecen estos detalles, muestra del cuidado y mimo que nuestros Ayuntamientos democráticos han tenido con el Patrimonio de todos nosotros, con nuestros Bienes de Interés Cultural, protegidos por la Ley, el PGOU y por todos nosotros, que también somos culpables.

No os lo diré porque quienes amáis el Arte y a vuestra ciudad, ya os lo imaginais y quienes no, ¿pues para que queréis saberlo?

Como muestra de hipocresía política y de descuido y de tantas otras cosas, no está nada mal. Luego, cuando las elecciones les estén atropellando con su tren de intereses y ambiciones, nos dirán lo que queramos oir, que lo van a arreglar, que van a cambiar las cosas...no dudéis que, a partir de este blog, se va a incluir ésto y mucho más en las promesas que se lleva el viento de todos esos abusones a los que hemos de sufrir como des-gobernantes. Pero ahí estaremos nosotros, híbridos de los Profetas Jeremías y San Juan Bautista, pero también de los Cruzados, porque no pararemos hasta conseguir un digno trato para nuestros venerables restos de una Historia que, en estos edificios, sigue viva.

Hasta secar las lágrimas de Jeremías, no pararemos.
Jerezanos!!!!!!!!!!

Esperanza de los Ríos.