domingo, 30 de enero de 2011

En Sevilla nos copian: la "Ruta de la Barbarie" hispalense

El "patrimonio" del Imperio Ladrillazo traspasa las fronteras de nuestra ciudad; Sevilla también disfruta de la huella de su indeleble e irresitible reinado. El Centro de Estudios Históricos de Andalucía, tomando como insignia el nombre de nuestra exitosa "Ruta de la Barbarie" ha realizado con la prensa un recorrido por las 17 "barbaries" contra el patrimonio de la ciudad sevillana y reclama que la modernidad se construya fuera del centro.

Que nos copien tan al "pie de la letra" nuestra iniciativa nos alegra: todo sea por concienciar y denunciar el latrocinio patrimonial que estamos padeciendo con el beneplácito y la hipocresía de nuestros políticos. Ánimo y a seguir, pues nosotros también amamos Sevilla y su patrimonio inmemorial y sufrimos con su flagrante expolio.

Os dejamos aquí la noticia:


Modernizar sin destruir Sevilla.

El Centro de Estudios Históricos de Andalucía recuerda las 17 "barbaries" contra el patrimonio de la ciudad y reclama que la modernidad se construya fuera del centro.

A. S. Ameneiro. Diario de Sevilla.

Siete de los 30 miembros del Centro de Estudios Históricos de Andalucía, una asociación de defensa del patrimonio, recorrieron ayer a pie algunos de los 17 puntos del centro de Sevilla donde, a su juicio, se han cometido "ataques y destrozos al patrimonio en los últimos años" por parte de todas las corporaciones municipales y, con más intensidad, en los últimos ocho años de Monteseirín. Según su presidente Rafael Sanmartín, el objetivo de lo que denominan "la ruta de la barbarie" es reclamar "que termine esa manía de deformar la ciudad y en el futuro se sea más respetuoso con un patrimonio cultural que es de todos y que merece la pena conservar". La entidad insiste en que todas las obras modernas que han estropeado el centro debían haberse construido y encajarían mejor en los barrios, fuera de la ciudad antigua.

La ruta comenzó a las 10:30 en la Plaza de Pilatos, donde el duque de Segorbe trasladó en 1996 los archivos de la Casa de Medinaceli a Toledo, pese a las protestas ciudadanas. Siguió por la Plaza de la Pescadería para retirar la denuncia sobre la "insensibilidad" de las farolas y el pavimento del proyecto de urbanización Piel Sensible. En la Plaza de San Pedro se criticó "el ensanche cutre" de la calle Imagen hace décadas con la "guinda" del Colegio de Arquitectos.

En la Encarnación, "el faraón desterrado de Berlín" que son las setas del complejo comercial Metropol Parasol, "un mamotreto innecesario" sobre restos arqueológicos. Continuó por el Palacio de Lebrija, en la calle Cuna, donde acabaron, como en otros palacios de la ciudad, buena parte de los restos de expoliados de Itálica. La entidad asegura que en este caso al menos se salvó el patrimonio del abandono.

En la Plaza de San Francisco, la fachada sur del Ayuntamiento sin acabar porque la ley no permite tocar los monumentos. En la Plaza Nueva, la Avenida y el Palacio de San Telmo, la asociación denuncia la destrucción de árboles para el tranvía y la destrucción de los hornos almohades en la Puerta de Jerez. En la Cartuja, el rascacielos que es la Torre Pelli también se incluye en la lista de despropósitos porque sobran oficinas y por su impacto en el casco histórico. En las murallas de la Macarena se denuncia su abandono. En la Catedral, la privatización del Patio de los Naranjos. También critican la conversión del teatro del Coliseo en un banco. En la Plaza de España, el cubo de grandes dimensiones que oculta la depuradora de agua. En el Porvenir, el cambio de las casas de 1929. En el Prado la biblioteca de los jardines y en San Bernardo, el olvido de la antigua Fábrica de Artillería.

Fuente:

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/892991/modernizar/sin/destruir/sevilla.html

6 comentarios:

Toni dijo...

Magnífica noticia. Siempre dicen que Jerez copia a Sevilla y, en este caso, es al revés. Señal del incuestionable éxito de esta web. ¿Para cuándo una unión de iniciativas de este tipo para coordinarse y realizar acciones conjuntas?

Jaime Álvaro Merodio Pernía dijo...

Nadie puede poner en duda que la Batalla que realizáis desde el Blog es ante todo, Noble. Ahora resulta que además de ello es Ejemplar para un colectivo de Sevilla, ni más ni menos, en una ciudad donde como sabemos el compromiso ciudadano para con la ciudad no es ínfimo.
Esto engrandece lo que estàis haciendo, Esperanza, José Manuel.
Suerte a la gente de Sevilla: contra el ladrillazo, patrimoniazo.
Estáis haciendo algo grande, dentro de un tiempo lo veremos.

Juan Antonio Moreno Arana dijo...

Aunque nosotros tenemos claro que las razones de la defensa del legado histórico-patrimonial, van más allá de concepciones políticas-idelógicas, la dualidad de la sociedad sevillana -extremista por naturaleza- tira por tierra cualquier iniciativa de esta índole a fuerza cuestionarla ciegamente desde ideología.
Si no, leed los comentarios de esta noticia en el Diario de Sevilla.
Es una lástima que la política lo ensucie todo.

Juan A.

Jaime Álvaro Merodio Pernía dijo...

José Manuel, tienes razón, mucha razón, PERO lo bueno de la gente a la que nos gusta esto de guardar "piedras viejas" es que como pudimos comprobar el día de la cena, estamos por encima de nimiedades ideológicas, más aún cuando la palabra "ideología" y sus valores intrínsecos están tan sucios y desprovistos de sentido, como bien dices. ¿Nuestra ideología? Una ciudad mejor, y dentro de esa ciudad mejor, el Patrimonio, precisamente como referente, como vara de medir, del pasado y futuro de una ciudad mejor.

Jerez de la Frontera, Patrimonio Destruido dijo...

Yo que vivo en Sevilla y veo desde mi ventana el horror inmenso que son las setas FEAS, FEAS, FEAS, y el impcto visual que tienen, pienso por otra parte que los sevillanos, que no Sevilla, tiene lo que se merecen. Si la hubiesen liado, como nosotros, yo me habrá apuntado también y algo se habría conseguido, pero no, a llorar en casa, que es mas cómodo. Y yo lo se, que llevo aquí muchos años y conozco el paño...
Esperanza

De Arimatea dijo...

Curioso que se critiquen las mal llamadas setas. Cuando su construcción se ha realizado en un entorno de escasísimo valor patrimonial, en un solar abandonado, y recuperando unos restos bastante valiosos. A veces, ni siquiera los investigadores y estudiosos del patrimonio tenéis razón. Curioso el recorrido que se ha hecho sobre los destrozos de Sevilla...parecen bastante lights. Un verdadero destrozo fue lo que se hizo en la década de los 60, destruyendo palacios como el de Sánchez Dalp para construir el Corte Inglés, me arden las venas y se me caliente la sangre cuando lo pienso. Eso sí que era destruir, el Metropol Parasol se ha construido en un entorno degradado e ignorado. Que desde que se ha terminado, ha revitalizado la zona y ha vuelto a traer los lugares de interés circundantes a la vida. Por favor, cuanto tengáis que defender el patrimonio, hacedlo con lógica y razón, porque luego con artículos como este, perdéis el norte, y necesitamos a muchas personas como vosotros/as cargados de razón. Saludos de un Sanluqueño, que también vive tiempos aciagos en lo que a destrucción del patrimonio en su ciudad se refiere.