domingo, 26 de mayo de 2013

EL FUTURO DE JEREZ: CAERSE A PEDAZOS.


El domingo 19 de Mayo de 2013 se publicó en el Diario de Jerez el balance de estos dos años de gobierno municipal. Naturalmente fue triunfal, triunfalista y demás sinónimos. Directamente, el equipo de gobierno consideraba solucionados la mayor parte de los problemas de esta ciudad. Sin embargo, resulta curioso que ningún periodista, tan incisivos ellos, le preguntasen a la señora Alcaldesa por el grave estado en que se encuentra el Patrimonio Histórico-Artístico común a los que aquí nacimos o residimos.



Al final de artículo, aparecía una referencia a la regeneración del barrio de San Mateo y a la restauración de Santiago cuyos expedientes, según indicó la regidora, habían sido enviados a la Junta de Andalucía.



Sabemos de antemano lo que la Junta va a decir: nos hará una peineta (manera ultramoderna y guay de denominar a los cortes de manga inventados por los romanos hace algunos milenios) y seguirá a su bola: sin hacer nada porque no hay dinero ni ganas.



¿Por qué a la señora Alcaldesa nadie le pregunta por este tema que cada vez importa más a los habitantes de este lugar llamado Jerez? ¿Los señores periodistas lo han intentado alguna vez? ¿Y la oposición? Bien es verdad que en ésta militan quienes han sido responsables del deterioro de las calles y barrios que recorren nuestras “Rutas”, por algo llamadas “de la Barbarie” y que sin la intervención de estos “opositores” no tendrían razón de ser.



¿Y de los edificios de propiedad municipal? ¿debe encargarse la Junta también? ¿Y por qué no encargarle su cuidado a la señora Merkel, la verdadera gobernante de España desde 2010 como poco? El caso es que todo se desmorona, y a todos ellos les da igual.



Se juzga a los prevaricadores, a los malversadores de fondos que se han sentado en el sillón de la alcaldía, pero no se juzga a los responsables del destrozo que nuestra ciudad sigue sufriendo, un delito tipificado, que coincide en las personas que se estan juzgando y en algunas otras, ni el olvido en que yacen barrios enteros y sus monumentos así como la falta de apoyo “verdadero” a los propietarios de casas de gran valor histórico.



Vendemos rutas a turistas: alguna vez hemos tenido a extranjeros en nuestras rutas y hemos visto sus caras. En la ruta del Jueves 23 de Mayo nos acompañó un señor de Bilbao: estaba alucinado ante el desastre que observaba por doquier.



Y en vez de acudir a los cimientos de los edificios en grave riesgo y al sentido común que hace que las cosas funcionen, seguimos construyendo la casa por el tejado: Nuestros munícipes quieren poner placas de cerámica con el nombre de nuestras calles (¿Qué nombre, el suyo histórico o el de los nuevos famosos de la ciudad?) sobre unas paredes que se desmoronan, se vienen abajo con el peso de sus años venerables: ¿Sobre esas paredes leprosas queréis poner las placas? ¿O es que os vais a limitar a la calle Larga y a la Plaza del Arenal?



Y cuando las calles estén a oscuras, como las hemos visto tantas veces, ¿sabéis lo que van a durar las placas en su sitio antes de que las roben? Si se están robando hasta los pies de los contenedores de basura…O de que las rompa un niñato borracho a pedradas en una noche de fin de semana. Pero, claro, el dinero saldrá del contribuyente, y ese dinero público “no es de nadie” que dijo aquél.



Pero son nuestros impuestos y no queremos seguir avergonzándonos de nuestra ciudad, de nuestra historia reciente ni de los impresentables gobernantes que nos hemos dado a nosotros mismos.



Y lo más importante: aprender nosotros mismos cual es el valor de la Historia, para dejar de abochornarnos de nuestra propia incultura y pasotismo, que se reflejan en el desastre de nuestros barrios intramuros.
Esperanza de los Ríos

3 comentarios:

Xe VS dijo...

Una exposición muy sincera y un buen palo a "nuestras autoridades", que poco han hecho y que siguen con ese pasotismo como bien decís.

Siempre Gracias y un Abrazo a vosotros que no teneis pelos en la lengua, como se dice.

Jose Valero Siliceo
A.VV. Centro Histórico

Cartujón Verbenero dijo...

¡Viva la madre que os parió!

Jerez, Patrimonio Destruido dijo...

Gracias, Fray, la cosa fue mutitudinaria y no se hubiese notado la presencia de un humilde cartujo en nuestra procesión, al que esta sierva vuestra mencionó de forma anónima varias veces.