viernes, 21 de junio de 2013

Los conventos del Espíritu Santo y San Francisco: ¿dos historias paralelas?



Esta semana hemos sabido que la comunidad de frailes del Convento de San Francisco se marcha de la ciudad, dejando al templo y sus bienes muebles en una situación incierta. Es inevitable retroceder unos años en el tiempo y recordar lo ocurrido con otro histórico cenobio de nuestra ciudad, el del Espíritu Santo, que hoy se halla cerrado, abandonado y expoliado. ¿Será este el futuro que le espera a San Francisco? Queremos pensar que no pero en Jerez siempre hay que ponerse en lo peor, por lo que habrá que estar muy alerta a cómo se desenvuelve este asunto en los próximos meses. 



Un detalle del interior del Espíritu Santo, hoy saqueado, con un magnífico retablo  del último cuarto del XVII cuyo estado actual desconocemos.

Como testimonios que son de nuestra historia local, la trayectoria de ambos edificios tienen ciertos paralelismos. Los dos fueron fundados en época medieval: San Francisco poco después de la conquista cristiana de 1264 y el Espíritu Santo en 1324, por lo que podemos decir que ambos son, junto a Santo Domingo, las fundaciones conventuales más antiguas de Jerez. Los dos serían reedificados durante los siglos posteriores e incorporarán destacadas muestras del renacimiento, incluso con curiosas similitudes constructivas: tanto la iglesia del Espíritu Santo como la capilla del Voto poseen bellas cabeceras cubiertas con bóvedas en forma de concha que remiten a una inspiración común en Martín de Gainza y la Capilla Real de la Catedral de Sevilla, interviniendo en ellas nombres tan importantes de la arquitectura renacentista jerezana como son Pedro Fernández de la Zarza y Bartolomé Sánchez, respectivamente. Los dos sufrieron los primeros siglos de la Edad Contemporánea con sus correspondientes desamortizaciones, mutilaciones especulativas y destrucciones antibarrocas de retablos pero, a diferencia de otros conventos, los dos llegaron hasta nosotros habitados hasta que la falta de vocaciones ha obligado a su cierre. Y los dos carecen de la  protección de una declaración de BIC que merecerían con toda justicia.

Cabecera de la Capilla del Voto de San Francisco (Pedro Fernández de la Zarza, mediados del siglo XVI)
Cabecera del Espíritu Santo (Bartolomé Sánchez, 1577)

Lógicamente, también hay importantes diferencias. En primer lugar,  el cenobio femenino ha mantenido un edificio básicamente renacentista, con algún añadido como el claustro, del siglo XVII, mientras que San Francisco sufrió un derrumbamiento en el siglo XVIII que llevó a su casi completa reedificación, concluida en 1787 por Juan Díaz de la Guerra, así como el derribo en el siglo XIX de sus primitivas dependencias conventuales, cuyo solar hoy ocupa la Plaza de Abastos. Por supuesto, y estos son puntos a favor de San Francisco frente al Espíritu Santo, el ser un convento masculino y el situarse en un lugar muy céntrico, lo ha convertido siempre en un templo muy visitado. 

La presencia en él de una cofradía de penitencia y de varias imágenes de gran devoción hace pensar que no se producirá el cierre de la iglesia, como los propios franciscanos han asegurado. Pero, ¿esto nos debe mantenernos tranquilos? Conociendo la historia reciente de nuestra ciudad, cuanto menos tenemos que poner en duda cualquier promesa de este tipo. Es más: ¿qué puede pasar con un patrimonio como el de este templo que no está declarado BIC? ¿Quizás lo mismo que en el Espíritu Santo, cuyas pinturas, esculturas o azulejos han sido trasladados a conventos de otras localidades, cuando no vendidos o robados?

Vista del interior de San Francisco, con el monumental retablo mayor, de Francisco Antonio de Soto (1699).

¿Tiene nuestro Ayuntamiento algo que decir? Parece que no pero recordemos que la hermosa Capilla del Voto fue construida por el Cabildo Municipal y además ha sido restaurada hace algunos años con el dinero de todos los jerezanos...

San Francisco, esa histórica fundación medieval, la de las historias del sepulcro de una desdichada reina de Castilla y de votos de sangre de defensa del dogma de la Inmaculada, no puede ni debe convertirse en otro caso casi perdido como el del Espíritu Santo. No volvamos a quedarnos de nuevo con los brazos cruzados.

José Manuel Moreno Arana


2 comentarios:

Xe VS dijo...


Gracias por tu enorme trabajo, siempre tendrás el apoyo de muchas personas. Con vuestras peticiones, que ya son muchas y hasta la fecha, desoídas en esta nuestra Ciudad, que se nos convierte cada día en "espanto ", como si fuese una película de ficción, pero de realidad indeseada, desde mi humilde opinión, José Manuel, hay más conciencia cada día de lo que ocurre, habéis estado ahí, echando esa semilla para que cada vez, más personas nos unamos en esta causa justa de querer un “Patrimonio Restaurado” sus calles, todo este entorno tan particular, que merece todos los honores.
Creará riqueza a nuestra Ciudad, beneficiando en general a un Pueblo que se nos cae

José Manuel Moreno Arana dijo...

Gracias, José, por tu continuo apoyo. Saludos.